Arte Cultural

Coliving, una alternativa para las nuevas generaciones

Triver responde a la situación económica, laboral y de movilidad que presencian las nuevas generaciones, con un concepto integral de coliving

El acceso a la vivienda propia es uno de los grandes retos que afrontan las nuevas generaciones. Debido a ello, Alberto Laris y Pamela Piedras unieron fuerzas para crear una alternativa a través del concepto coliving, en el corazón de la Ciudad de México (CDMX)

Triver responde a la situación económica, laboral y de movilidad que presencian las nuevas generaciones, con un concepto integral que se ajusta a las necesidades de los jóvenes estudiantes, ejecutivos, empresarios y nómadas digitales que buscan un hogar temporal.

En ese sentido, el complejo ubicado en la calle Florencia cuenta con espacios privados completamente amueblados para el descanso de sus habitantes. Así como áreas de trabajo y recreación libres que permiten una experiencia colectiva con base en la convivencia.

Además de otras amenidades como roof top, espacio de lavandería y deli store, las cuales están incluidas en un único pago. Por otra parte, la plataforma de arrendamiento del inmueble interactúa de manera amigable con los futuros huéspedes, lo que soluciona el problema de tramitología tradicional.

¿Qué diferencia a Triver del resto de coliving?

Uno de los ejes de valor que se incorporan al concepto es la movilidad. Ya que, los trivers (concepto utilizado para los huéspedes) pueden acceder al lugar en bicicleta, transporte público o a pie.

Sumado a ello, el diseño arquitectónico del edificio responde a los términos de sustentabilidad y medio ambiente. Por ello, se decidió que el espacio ahora destinado para vivienda formará parte del rescate de oficinas en desuso de la CDMX.

Un espacio para nómadas digitales

Además de responder a las necesidades de la ciudad y fomentar el uso del barrio, esta alternativa se impone como un espacio para nómadas digitales. Puesto que el promedio de edad de los clientes se encuentra entre los 25 y 30 años de edad, en su mayoría mujeres.

Pero, dentro del coliving la mayoría de los interesados en formar parte de la ‘tribu’ provienen de Estados Unidos (70%). Mientras que el 14% de los inquilinos que habitan el complejo son mexicanos que viajan a la ciudad con una estancia promedio de 12.5 días.

En este contexto, al hablar de personas jóvenes y probablemente trabajadores que visitan la capital, se requiere de ahorros importantes. Por lo tanto, las empresas comenzaron a posicionar la mira sobre Triver, ya que, por un periodo corto o largo generan un ahorro del 20% en comparación de una renta tradición.

Sumado al ahorro en tiempo para los colaboradores, que promedia unas 48.5 horas al mes. Esto se debe a que dentro del hospedaje se incluye el concepto de servicios, limpieza, lavandería y preparación de alimentos.

Finalmente, dentro de los planes de expansión de la empresa se encuentra la creación de edificios amigables para las mascotas. Puesto que, dentro de los estudios de mercado realizados se encuentra la constante de viajar con pequeños acompañantes que ayudan a generar una sensación de hogar.

 

Ver fuente

Arte Cultural