Arte Cultural

Cómo crear tu propio blog de viajes

Uno de los grandes sueños de muchas personas es vivir de viajar o vivir viajando, o ambas. La forma de volver esto realidad es tener un trabajo remoto que te permita recorrer el mundo sin estar atado a un lugar físico. Pero, en la mayoría de las ocasiones, conseguir un trabajo así puede resultar complicado. Lo positivo es que puedes crear tu propio trabajo (o trabajar de forma independiente) con un blog de viaje que luego monetices.

En este artículo, vamos a enseñarte a crear tu propio sitio web en el que podrás publicar información sobre todos tus viajes. Hay 7 pasos que debes seguir:

1. Elige una plataforma para crear el blog

En la actualidad, existen muchas herramientas o plataformas donde puedes crear un sitio web y gestionar el contenido de forma sencilla. Elegir una que se adecúe a tus necesidades es fundamental para no tener problemas en el futuro.

La realidad es que, los blogs, suelen tener estructuras más sencillas que no involucran muchas configuraciones ni requerimientos internos. Cualquier plataforma te será de utilidad. Nuestra recomendación es que busques alguna que tenga un buen soporte técnico y muchos tutoriales que te sirvan de ayuda.

2. Selecciona un plan de hosting adecuado

El hosting es el servicio que se encargará de alojar tu sitio web y hacer que esté disponible en el mundo online. Hay muchos proveedores en el mercado por lo que la variedad de costos de los planes es muy alta.

Intenta no escatimar en este servicio. Busca un proveedor que sea confiable y tenga un plan que realmente te sirva.

3. Piensa un nombre para el sitio y adquiere el dominio web

La elección del nombre suele ser complicada (salvo que ya lo tengas elegido). Te sugerimos que realices una lluvia de ideas y elijas varias opciones que se adapten a tu modelo de sitio web.

La idea de tener varias opciones se debe a que, a la hora de adquirir el dominio quizás no consigas la primera opción que tenías en mente. Saber cómo comprar un dominio es fundamental en esta etapa. Investiga antes de lanzarte a ello.

4. Busca una plantilla de diseño con la que te sientas identificado

El diseño de la web es el que representará al sitio y todo tu trabajo. Su elección es difícil pero no es permanente. ¿Qué queremos decir con esto? Que tomes una decisión a conciencia, pero no te preocupes si luego no te gusta el theme elegido.

La mayoría de las webs realizan continuos re-brandings para modificar el estilo del sitio o los logos. En internet, todo es muy flexible. Aprovecha la oportunidad para arriesgarte.

5. Diseña la estructura de blog

A pesar de que los blogs, por lo general, cuentan con estructuras sencillas, es importante hacer el diseño para que todo sea más ordenado. Lo mejor para realizar una estructura es hacer un mockup de la misma. Esto puede ser con papel y lapicera, o con alguna herramienta informática, tú eliges.

6. Agrega herramientas de analítica y marketing

Aunque, en un primer momento, no vayas a realizar campañas de marketing digital es necesario tener todas las configuraciones hechas con anterioridad. Las plataformas de marketing se nutren de la información que captan en tu sitio web. Añadiendo los tags de Google y el pixel (o API de conversiones) de Facebook, puedes comenzar a crear un historial de interacciones y audiencias que te serán de mucha utilidad a la hora de empezar a pautar.

Lo mismo ocurre con la analítica. Tener un registro de cómo interactúan los usuarios que ingresan a tu web te ayudará a tomar decisiones que tengan por objetivo potenciar el blog y aumentar el tráfico. La mejor opción en el plano de la analítica es Analytics, la plataforma de Google que te permite visualizar todo el comportamiento de los usuarios en la página.

7. Empieza a crear contenido

Este es el paso que genera mayor satisfacción: es el momento de empezar a subir cosas. Crear contenido que sea de interés, no es tarea fácil. Cuando te sientes a escribir y a pensar la planificación de publicaciones, intenta ponerte en el lugar de los lectores.

Aunque no lo creas, la parte de crear el blog es la más sencilla dado que existe un paso a paso definitivo para hacerlo. Sin embargo, para la monetización no hay una fórmula secreta aplicable a todos. Cada uno va haciendo su camino, dependiendo del público y el contenido. Lo que sí te recomendamos es que escuches a tu audiencia. Presta atención a las publicaciones que tienen mayor interacción, a las notas más compartidas y a los videos más comentados.


Ver fuente

Arte Cultural