Libros que hay que leer: "Canciones de amor y guerra"

Libros que hay que leer: “Canciones de amor y guerra”

Libros que hay que leer: "Canciones de amor y guerra"

Había oído hablar muy bien de las anteriores novelas de Santa Montefiore (de hecho, me hice con una de ellas pero me temo que aún no he tenido tiempo de leerla). Me llamó la atención su nueva novela de la que decían que su tono recordaba a la serie Downton Abbey.

En todo caso, ya sólo juntando un castillo-casa familiar y principios del siglo XX me brillaron los ojos y es por eso que decidí leerla.

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Umbriel
Páginas: 480
ISBN: 978-84-16517-14-5

Sinopsis

El curso de sus vidas estaba trazado de antemano, pero el amor y la guerra lo cambiarían todo.

El castillo de Deverill, enclavado en las sinuosas colinas de Irlanda, es el hogar de tres mujeres muy distintas: la pelirroja Kitty Deverill, su mejor amiga e hija de la cocinera del castillo, Bridie Doyle, y su extravagante prima inglesa, Celia Deverill.

Al estallar la guerra, sus vidas cambian para siempre.
Separadas por la traición, reducido su mundo a cenizas y arrastradas a lugares muy distintos del globo, su amistad parece condenada al olvido. Pero las tres tienen una cosa en común: una añoranza constante y apasionada por el castillo de Deverill y por todos los recuerdos que contiene. 

Impresiones

La historia tiene lugar a comienzos del siglo XX en la verde Irlanda y, más en concreto, en el castillo de Deverill. Un castillo que lleva años perteneciendo a los Deverill y en el que la familia Deverill y sus muchos sirvientes pasan tranquilamente sus días.

Kitty, la protagonista, es la más pequeña de los cuatro hijos Deverill. Una niña de cabello pelirrojo por la que su altiva madre no siente ningún aprecio.

Afortunadamente, sus abuelos la adoran y le dan el cariño que su madre no puede o no quiere darle. De su mano, conoceremos la infancia de una pobre niña rica, sometida a la tiranía de su rígida institutriz y confinada dentro de unos cánones que no van nada con su naturaleza. Porque de ella se espera que aprenda lo justo y necesario para casarse bien y poder llevar una casa.

Pero ella tiene una mente que va más allá de eso y una fortaleza que hace que se rebele ante las injusticias. Afortunadamente, tiene a sus queridos abuelos y también a sus dos amigos Bridie y Jack. Bridie es hija de una de las sirvientas del castillo y, obviamente, no está a su altura social.

No a un estrato tan bajo pertenece Jack, el hijo del veterinario del pueblo. Pero los tres jóvenes se llevan muy bien y se quieren como grandes amigos. Al menos, mientras son niños. Porque luego crecen y es posible que entre ellos surjan otro tipo de relaciones…

De la infancia de Kitty pasaremos a su adolescencia y a su primera juventud, desde los años 1910 a 1925. La novela está situada en un escenario muy concreto. Como te puedes imaginar por las fechas, hablará de la primera guerra mundial; pero también de la lucha de Irlanda por la independencia.

Los Derevill tienen origen inglés aunque llevan años, siglos, viviendo en Irlanda. Pero no por ello se consideran completamente irlandeses sino que, más bien, se creen por encima de ellos. Todos salvo Kitty que ama a Irlanda por encima de todas las cosas.

La guerra por la independencia duró desde 1919 a 1921 por lo que será uno de los temas estrella de la novela. No obstante, ni una guerra ni la otra son tratadas en profundidad . No hay batallas ni cuestiones políticas más que las necesarias por la participación en ellas de algunos de los personajes.

Alguno de ellos fue a la guerra europea y algún otro participó en la lucha por la independencia; sólo desde este punto de vista son tratados ambos temas.

El contexto histórico está bien dibujado (aunque, como digo, de fondo, sin detenerse en datos concretos) y me ha resultado interesante. No tanto la guerra europea sobre la que ya he leído bastante, sino el tema irlandés que conozco menos. Me ha gustado conocerlo un poco más, sobre todo desde un punto de vista social.

Pero, dejando aparte todo el tema de guerras (que, repito, no es más que el escenario donde se desarrolla la historia), “Canciones de amor y guerra” podría definirse como una saga familiar en la que la amistad, la familia y el amor tienen un papel destacado. Ésta es la primera entrega de una trilogía que yo, sin duda, leeré.

La protagonista absoluta de la novela es Kitty. Una niña primero, una joven luego, realmente excepcional. Una persona valiente, decidida, que no duda en ponerse el mundo por montera. Una mujer enamorada que deberá enfrentarse a algo horrible que cambiará su vida para siempre. Me ha gustado muchísimo verla crecer y convertirse en una mujer excepcional. Es mi personaje favorito.

Junto a ella tenemos a Bridie y a Jack. Bridie tendrá unas cuantas escenas sólo suyas pues en un determinado momento se aleja del castillo de los Deverill pero no por ello perderemos su pista pues iremos viendo cómo le va la vida allá donde está.

Y, por supuesto, tenemos un montón de personajes secundarios como las hermanas de Kitty, su institutriz, su tutor, su horrible madre Maud, su encantadora abuela que ve a los muertos, etc… Todos son muy reales y me gustará saber qué es de ellos en las próximas entregas.

Es un libro que va de menos a más. Está bien desde el principio pero le cuesta un poco arrancar. Dedica muchas páginas a presentar a los personajes y los lugares y al principio, aunque se lee con agrado, no pasa nada especial.

Pero, según se van acercando las guerras y según se van haciendo mayores Kitty y sus amigos, la cosa se va poniendo interesante y cada vez te vas metiendo más en la historia hasta que, cuando termina, te da pena que no se haya publicado aún la segunda entrega.

Es un narrador omnisciente quien nos va contando toda la historia. Normalmente, centrándose en Kitty pero no tiene problemas en viajar kilómetros e incluso cruzar el charco si alguno de los personajes lo hace y nos tiene que contar su vida.

Combina adecuadamente la narración con el diálogo y la lectura resulta sencilla; un poco más lenta al principio, más rápida a partir de la mitad del libro. Es un libro que he leído con creciente interés y con mucho agrado y que me ha dejado con ganas de más.

Conclusión final

“Canciones de amor y guerra” es una saga familiar situada en un castillo irlandés que nos habla de secretos familiares, de amistades íntimas, de amores y desamores dentro del marco de la primera guerra mundial y la guerra irlandesa por la independencia.

Ver fuente

Arte Cultural