Libros que hay que leer: "El aspecto del diablo"

Libros que hay que leer: “El aspecto del diablo”

Libros que hay que leer: "El aspecto del diablo"

Ficha técnica

Editorial: Roca
Páginas: 432
ISBN: 9788417305888

Sinopsis

1935. Mientras Europa se prepara para una guerra funesta, seis homicidas dementes, conocidos como «Los Seis Demonios», se encuentran confinados en un manicomio en un castillo de una zona rural de Checoslovaquia.

Cada uno de estos pacientes tiene su propia historia que contar, todas ellas tan oscuras como perturbadoras. Utilizando nuevas técnicas revolucionarias, el doctor Viktor Kosárek, un joven psiquiatra, tiene la misión de desentrañar los secretos de sus asesinatos.

Al mismo tiempo, un asesino en serie apodado «Delantal de cuero» en los periódicos va dejando un reguero de asesinatos por toda Praga. Eludiendo continuamente a sus perseguidores, todo parece indicar que estos perversos crímenes los hubiese cometido el mismo Diablo.

¿Cuáles son los nexos entre este terrible asesino y los presos dementes en el castillo de las Águilas?

Solo el Diablo lo sabe. Y depende de Viktor hallar la verdad.

Situada bajo la sombra de la oscuridad de los nazis que estalla al otro lado de la frontera de Checoslovaquia, El aspecto del diablo es una novela llena de imaginación y altamente adictiva.

Impresiones

La novela se sitúa en el año 1935 en la antigua Checoslovaquia. En Praga se están cometiendo terribles asesinatos que recuerdan a los que, años antes, cometió en Londres Jack el Destripador. El asesino es conocido como “Delantal” y la policía no tiene ninguna pista de quién puede ser.

Por otro lado, en el campo, en un antiguo castillo reconvertido en sanatorio mental, están retenidos seis pacientes. Seis locos peligrosos, conocidos como “los seis demonios”.

Allí acude el psiquiatra Viktor Kosárek para aplicarles sus nuevas técnicas de hipnosis y demostrar lo que él cree: la relación que hay entre esa forma de locura extrema y el diablo

Reconozco que la empecé con un poco de respeto. El título y la portada me hacían pensar que podía ser una historia de terror y ya sabéis que es un género que me da miedo (valga la redundancia). Pero no, para nada, no es una historia de terror sino un thriller psicológico de ritmo endiablado.

Y el hecho de que se refiera al diablo no lo convierte en una historia de miedo ni mucho menos (lo que no quita para que los asesinos en serie, los nazis a los que también hace referencia, etc…, puedan ser considerados como auténticos diablos y den muuucho miedo)

La ambientación me ha encantado. Un acierto situar la historia en la antigua Checoslovaquia, en Praga y la zona de Bohemia. Una zona en la que ya se respiraban aires de guerra, en la que los más avispados ya sabían lo que en breve iba a pasar.

El país fue uno de los primeros en ser invadido por los nazis y uno de los que más sufrieron. Además, es un país que no conozco, del que apenas he leído nada y me ha gustado conocerlo un poco a través de esta novela.

Me ha parecido un lugar fascinante, con mucho regusto histórico y también mítico, un lugar poblado de leyendas que me encantaría descubrir. La ambientación, como digo, es magnífica. Sobre todo la parte que transcurre en el castillo me ha parecido buenísima. Un castillo situado en un pueblo.

Un castillo antiguo cuyos moradores desde un principio fueron mal vistos por el pueblo. Un castillo sobre el que parece pesar una maldición. ¿Qué mejor lugar para encerrar a tres peligrosos dementes? El ambiente es muy oscuro y llega a ser francamente opresivo.

Los personajes están muy bien caracterizados. Especialmente los dos protagonistas: el psiquiatra Víktor Kosárek y el inspector que en Praga investiga los asesinatos.

Uno investiga la mente, otro la más pura realidad. A su lado hay otros secundarios de excepción como los seis demonios; cuando conozcamos sus historias personales se nos pondrán los pelos de punta.

Russell ha conseguido el equilibrio. La novela se mueve entre la realidad y la posibilidad de fantasía. Las menciones al diablo podrían haber llevado la historia por unos derroteros completamente distintos pero, en mi opinión, la solución que el autor ha elegido es la mejor, la más coherente y la que a mí me ha convencido

La novela avanza a muy buen ritmo. Va alternando las dos tramas –lo que ocurre en el castillo y la investigación que se desarrolla en Praga- dando a ambas más o menos la misma importancia.

Será un narrador omnisciente quien nos irá contando los entresijos de la historia, normalmente desde la perspectiva de Víktor o desde la del inspector de policía.

El ritmo es muy ágil, acelerándose muchísimo hacia el final. Un final que me ha sorprendido; mucho. La verdad es que no lo había visto venir, no me lo esperaba y me dejó con la boca abierta. Y, sin embargo, era la solución más evidente y más lógica.

Conclusión final

Ésta es la primera novela que leo de Craig Russell, un autor del que había oído hablar muy bien pero del que ni siquiera tenía ningún libro.

Y no será la última, sin duda. He disfrutado muchísimo con este thriller psicológico tan bien armado y que se desarrolla en una época y lugar tan interesantes. Muy recomendable.

Ver fuente

Arte Cultural