Libros que hay que leer: "La sospecha de Sofía"

Libros que hay que leer: “La sospecha de Sofía”

Libros que hay que leer: "La sospecha de Sofía"

Ficha técnica

Editorial: Planeta
Páginas: 656
ISBN: 978-84-08-20562-3

Sinopsis

La anodina vida de Sofía y Daniel cambia radicalmente cuando él recibe una carta anónima en la que se le dice que Sagrario, a la que venera, no es su verdadera madre y que si quiere conocer la verdad de su origen debe ir a París esa misma noche.

Intrigado, pregunta a su padre por esta cuestión y él le recomienda que lo deje pasar, que no remueva el pasado. Sin embargo, hay preguntas que necesitan una respuesta y esta búsqueda desencadenará una sucesión de terribles acontecimientos y encuentros inesperados de infortunado desenlace que trastocará su vida y la de su mujer, Sofía, para siempre.

Madrid, París y su mayo del 68, el muro de Berlín, la Stasi y la KGB, los servicios de contraespionaje en la España tardofranquista y tres personajes en busca de su identidad son las claves de esta fantástica novela con el inconfundible sello de Paloma Sánchez-Garnica.

Impresiones

Nos encontramos en España, terminada hace años la guerra, en plena época franquista. Sofía y Daniel forman un matrimonio joven como tantos otros que vive en Madrid.

Daniel es abogado (por imposición paterna, no por vocación) y trabaja en el bufete de su poderoso padre. Sofía es licenciada en Químicas, una de las pocas mujeres universitarias de la época. Una mujer muy inteligente y válida a la que, no obstante, su matrimonio y sus dos hijas le han cortado las alas.

Ella querría dedicarse a la investigación, como su propio padre, pero su marido no le deja. No estaba bien visto que las mujeres de cierta posición trabajasen, para eso ya estaba el marido.

La vida de este matrimonio cambiará radicalmente cuando Daniel recibe una carta sin remite. En ella se le conmina a ir a París para conocer a su verdadera madre.

Extrañado, le pregunta a su padre (al que hasta entonces creía su padre) y éste le cuenta que ellos no son sus verdaderos padres. En un impulso Daniel va a París y allí se encontrará con su destino.

“La sospecha de Sofía” es una novela que nos llevará desde el Madrid franquista, al París de la revolución de los estudiantes y al Berlín dividido por ese infame muro.

La ambientación espacio-temporal es magnífica: Paloma nos dibuja un fresco muy exacto de aquellos años aún convulsos. Terminadas la guerra civil española y la segunda guerra mundial, había que reconstruirse.

Dictadura por un lado, guerra fría por el otro, no fueron tiempos fáciles de vivir. Sobre todo para algunas personas o en ciertos lugares de Europa.

Me ha encantado toda la parte “histórica” pero la que más me ha gustado ha sido, sin duda, la situada en el Berlín oriental, en la RDA. Sin quitarle mérito a la parte situada en la España franquista (que también me ha gustado mucho pero que ya conozco más o menos), la parte situada en Alemania, al otro lado del muro, me ha parecido fascinante.

Saber cómo se llevó allí la separación ya no del país sino de la propia ciudad de Berlín, de alguno de sus barrios, incluso de algunas calles en dos, me ha parecido tremendo.

Por supuesto, es algo que se sabe (incluso tuve ocasión de ver parte de ese muro) pero una cosa es saberlo y verlo y otra muy distinta “vivirlo” a través de los personajes de una novela. Porque sí, los personajes están tan bien caracterizados que el lector puede vivir la historia a través de ellos.

La situación de Markus y de Bettina, tan parecida a muchos otros alemanes a los que la suerte o la desgracia hizo que vivieran en el lado oriental del muro con esa ausencia total de la más mínima libertad, pone los pelos de punta.

Los personajes, como digo, son magníficos. No es algo que me extrañe, siempre ocurre así con esta autora. Son personajes muy bien caracterizados, muy reales, que transcienden el papel. Personajes con los que empatizas, a los que llegas a entender (a unas más que a otros, sin duda, pero al final entiendes a todos si te pones en su piel y en la época en la que vivieron).

Les pasan muchas cosas que les harán evolucionar como personas. El lector sufrirá con esa evolución y sufrirá también con ellos pues, como podéis entender, su vida no es un camino de rosas.

La trama es interesantísima y no da tregua al lector. En la novela pasan muchísimas cosas; hay amores y desamores, espionaje, confusiones, persecuciones, buenos y malos…

La manera de narrar de Paloma Sánchez Garnica es preciosa. Su prosa es muy pulcra, cuidada y elegante. Cuenta las cosas con mucho cuidado, tras una profunda documentación y reflexión.

Se para en los detalles a la hora de dibujar escenas y personajes. Y, sin embargo, sus novelas no son farragosas o difíciles de leer sino todo lo contrario: enganchan como un buen thriller, son fáciles de leer y dejan un fantástico sabor de boca.

Conclusión final

“La sospecha de Sofía” es un novelón con todas las letras y Paloma Sánchez Garnica una de las mejores autores actuales. Si la has leído, ya sabes de lo que hablo y estoy segura de que estarás conformes conmigo. Si no la has leído, no sé qué estás esperando. Coge cualquiera de sus novelas, ésta o alguna de las anteriores: ninguna te defraudará

Nota: esta novela tiene banda sonora. El hijo de la autora la ha compuesto y puedes oírla gratuitamente en Spotify.

Ver fuente

Arte Cultural