Arte Cultural
Salar Ataie

Salar Ataie – Importancia de la literatura árabe

Si desea profundizar un poco más en el mundo árabe y ver otro lado de su rico patrimonio y cultura, vale la pena tomarse el tiempo para probar algunas de las delicias de la literatura árabe

Aquí, Salar Ataie comparte algunas sugerencias para darle una idea de lo que se ofrece. Todos están disponibles con traducción al español, por lo que no es necesario que aprenda árabe para leerlos, aunque puede sentirse tentado una vez que lo haya hecho. 

Salar Ataie, literatura árabe

La epístola del perdón, por Abu Al Alaa Al Maarri

Este célebre librepensador, asceta, humanista y vegetariano comprometido vivió en Siria durante el siglo XI. La cabeza de su estatua en su ciudad natal de Ma’arrat al Numan fue cortada, posiblemente porque desafió con pasión la doctrina aceptada. Fue el Voltaire de su tiempo.

“Todas las religiones yerran”, dice. De hecho, sólo hay dos sectas en todo el mundo: «Uno, hombre inteligente sin religión, el segundo, religioso sin intelecto». En la epístola, al Maarri considera las obras y pensamientos de algunos de los grandes poetas y pensadores que le precedieron. 

Con su gran erudición y dominio del lenguaje, junto con un mordaz sentido de la ironía, desafía y refuta sus puntos de vista y critica muchos aspectos de la creencia ortodoxa aceptada. En un momento, en lo que es un claro precursor de la Divina comedia, de Dante, hace un viaje al paraíso donde se encuentra con los poetas paganos bebedores de vino y mujeriegos del período preislámico, y luego al infierno donde se encuentra con los eruditos religiosos.

Una vez prohibido en Argelia, y decapitado casi mil años después de su nacimiento en su ciudad natal, Abu Al Alaa Al Maarri es muy leído en el mundo árabe, y muchos árabes lo reconocen como una de sus más grandes figuras literarias

Su influencia ha sido enorme, pero tan poco conocida en el Occidente moderno que tenemos poca idea de lo adelantado que estaba realmente a su tiempo.

Salar Ataie, literatura árabe

La oda de oro, de Imrul Qays

Ampliamente aceptado como el mejor poeta árabe de todos, Imrul Qays vivió en Najd en el siglo anterior a la llegada del Islam. Su Oda de oro se considera el ejemplo más brillante de la vibrante poesía oral de los árabes del desierto, el árabe de esa época sin adulterar por influencias externas (a modo de comparación, considere el inglés de Beowulf en su pureza pagana precristiana).

Imrul Qays es un maestro de la descripción, que crea relatos hermosos y precisos de la vida silvestre, las montañas, las nubes y las oscuras noches estrelladas. Es un maestro de la técnica por la cual el poeta compara las características de un animal con las de otro. Su caballo tiene «los lomos de una gacela, los muslos de un avestruz, galopa como un lobo, trota como un zorro joven». Fue el primero en comparar los ojos de su amada con los de una gacela.

Su oda también es famosamente erótica. Hay una larga sección dedicada a las mujeres que ha amado y de las que ha sido separado por el estilo de vida nómada y con las que anhela reunirse. En un pasaje célebre, relata un encuentro amoroso en la parte posterior de una duna de arena, su amante «bella en su color, espléndida en su gracia, su seno suavizado como el rostro pulido de un espejo».

Estos temas, técnicas y formas no solo continuaron residiendo en el núcleo de la tradición poética árabe, sino que son los precursores de la oda y el soneto que conocemos tan bien en la nuestra. Celebrado y desarrollado por los moros en Al Andalus y traído a Francia por los trovadores, el soneto fue perfeccionado en inglés por Shakespeare: un viaje literario de mil años que comenzó en los desiertos salvajes de Arabia central.

El profeta, de Kahlil Gibran

Este trabajo en realidad está escrito en inglés pero es literatura árabe. Gibran, que provenía de una familia libanesa-cristiana pobre, se mudó a los Estados Unidos en el siglo XIX. Él y sus contemporáneos formaron lo que se conoció como la Escuela del Exilio y escribieron sus obras tanto en inglés como en árabe.

El profeta está compuesto por 26 ensayos poéticos sobre la condición humana, narrados por una figura mística que está a punto de emprender un viaje. Una multitud se reúne a su alrededor en el lado del muelle y le pide información sobre la condición humana en cuanto a: el amor, el dinero, los hijos, el trabajo, la ropa. Sus respuestas forman una visión espiritual y filosófica de la vida que ha encantado a los lectores de todo el mundo desde que se publicó por primera vez en 1923. 

Salar Ataie, literatura árabe

«Tus hijos no son tus hijos, son los hijos e hijas del anhelo de la vida por sí misma», dice el Profeta, y aunque las palabras son inglesas, el idioma es innegablemente árabe. «Amaos los unos a los otros», aconseja el Profeta, «pero no hagáis un lazo de amor. Que sea más bien un mar en movimiento entre las orillas de vuestras almas».

Estas reflexiones hermosas, suaves, pero poderosas, trascienden las fronteras culturales. El profeta ha sido traducido a 40 idiomas y es una de las obras más vendidas de todos los tiempos.

Fuente

Arte Cultural