Libros que hay que leer: "El museo de los espejos"

Libros que hay que leer: “El museo de los espejos”

Libros que hay que leer: "El museo de los espejos"

Me resulta muy difícil –por no decir imposible- resistirme a thrillers que mezclen elementos históricos o pseudohistóricos. Y si, además, me hablan de enigmas, sociedades secretas…, resulta para mí un coctel explosivo. Es por eso que decidí leer este libro

Éstas son mis impresiones

Ficha técnica

Editorial: Plaza y Janés
Páginas: 512
ISBN: 9788401022272

Sinopsis

En el año del bicentenario del Museo del Prado, las celebraciones se ven drásticamente alteradas por una serie de violentos asesinatos que reproducen algunas de las pinturas más famosas que allí se exponen. Una copista aficionada y un estrafalario experto en simbología serán los únicos capaces de resolver los crímenes.

El museo de los espejos es un inquietante thriller que gira alrededor de una de las pinacotecas más importantes del mundo y de los misterios que encierran sus obras de arte. Presa de un ritmo narrativo endiablado, todo el que se sumerja en sus páginas viajará desde los despachos de los directivos del museo hasta los sótanos y almacenes, pasando por sus salas más famosas, y conocerá sorprendentes detalles sobre los cuadros inmortales que se exhiben en sus muros.

Descubre en esta escalofriante novela cómo las obras de Velázquez, Goya o el Bosco esconden más secretos que los que podrías imaginar.

Impresiones

La novela comienza en el año 1819. En ese año se está terminando de construir lo que se pretende sea una pinacoteca. En las obras ha aparecido muerta una persona, asesinada. El marques de la Santa Cruz pide la ayuda del inquisidor general por las particulares condiciones que presenta el crimen.

Dos siglos después el Museo del Prado está de celebración. Cumple doscientos años y lo va a celebrar por todo lo alto. Entre otras cosas, se ha convocado una especie de concurso: varios artistas deberán copiar una de las pinturas que se exponen en el museo, la que ellos prefieran. Al que gané se le dará una beca con una importante dotación académica.

Los copistas ya han sido seleccionados y acuden al museo dispuestos a empezar su labor. Tras unas primeras páginas que servirán para presentar a los protagonistas, los copistas, y las obras que eligen,  comienza la acción: una persona aparece cruelmente asesinada. El crimen se muestra con una escenificación concreta; pronto se darán cuenta que el asesinato imita uno de los cuadros. Obviamente, no parará ahí la cosa.

“El museo de los espejos” es un thriller pseudo-histórico que toma como base de operación una de las pinacotecas más importantes del mundo; nuestro Museo del Prado. Aunque prácticamente toda la novela transcurre en la actualidad, va a haber algún salto al pasado, al momento en el que se estaba acondicionando el palacio que albergaría el museo. Así conoceremos algo de la gestación del museo, por qué se decidió hacerlo, quién lo impulsó, etc…

También conoceremos algunas de las pinturas que en el museo se exponen. Cada copista elige una y sus elecciones son de lo más variopintas. Es de agradecer a la editorial que, al final del libro, se contenga una reproducción de cada una de ellas.

Aunque ahora google nos facilita mucho la labor, es aún más cómodo si tenemos el cuadro en el propio libro. Me ha gustado mucho el tema de los cuadros. Me gusta el arte (aunque el pictórico no es mi preferido) pero no dejo de ser una aficionada. Soy consciente de que cuando veo una obra de arte se me escapan muchas cosas.

Por eso cuando visito algún lugar de interés me gusta hacer visitas guíadas; para que, quien sabe del asunto, me haga ver detalles que de otro modo casi seguro se me van a escapar. Por eso me ha gustado que el autor me explique los cuadros que van a ser objeto de copia. Aunque prácticamente todos ya los conocía, lo hacía de forma superficial; ahora sé algo más de ellos.

Es un narrador omnisciente quien nos va a ir contando los entresijos de la historia. Lo hará focalizando especialmente en uno de los personajes, una de las copistas llamada Judith que, así, se convierte en la protagonista de la novela.

La prosa de Luis Montero Manglano (autor del que no había leído nada con anterioridad) es sencilla, ágil y entretenida. El ritmo comienza cadencioso y sigue así mientras nos va presentando a los personajes y las obras elegidas pero se acelera a partir del descubrimiento del primer cadáver para ir haciéndose cada vez más rápido, llegando a tener al final el ritmo típico de los thrillers.

Son bastantes los personajes que pueblan esta novela y ninguno está especialmente desarrollado (Judith es la que lo está un poco más). Entre ellos destacan los copistas, algunos directivos del centro y un personaje muy curioso llamado Guillermo. Éste es uno de los que da más juego por su inteligencia, su experiencia en la lectura de símbolos y su especial pasado y forma de ser.

Conclusión final

Me ha gustado “El museo de los espejos”. Un thriller que nos enseña los entresijos del museo del Prado y nos habla de unas cuantas de sus pinturas además de traernos una elaborada y entretenida trama de asesinatos. Una novela llena de enigmas que me ha encantado descubrir.

 

Ver fuente

Arte Cultural