Libros que hay que leer: "Me quedo aquí"

Libros que hay que leer: “Me quedo aquí”

Libros que hay que leer: "Me quedo aquí"

Hoy les traigo la reseña de un libro que acaba de salir y que os recomiendo sin dudar: “Me quedo aquí”

 

Ficha técnica

Editorial: Duomo
Páginas: 240
ISBN: 9788417128913

 

Sinopsis

Cuando la guerra llega a la puerta de casa o se produce una inundación, la población huye. Al menos, eso es lo que hace la mayoría de la gente, pero no Trina, una mujer fuerte y obstinada.

Las palabras son la única arma de esta maestra decidida; palabras elegidas con cuidado para escribir a su hija desaparecida, con la esperanza de que un día vuelva; palabras que cuentan el destino de una familia en tiempos convulsos; palabras para expresar la fidelidad a los ideales de juventud y a la resistencia.

Marco Balzano construye una novela cálida e intensa que mezcla la historia en mayúsculas con las pequeñas historias cotidianas y en la que resuena la voz de Trina, una mujer inolvidable.

Impresiones

Trina vive en Curón, un pequeño pueblo al sur del Tirol, en una zona fronteriza entre Italia y Austria. El pueblo realmente pertenece a Italia pero sus habitantes no se consideran italianos; hablan alemán, muchos ni siquiera entienden el italiano.

Pero el gobierno italiano es el que dirige los designios del pueblo y ha puesto sus ojos en él: tiene la intención de construir un embalse que, desgraciadamente, dejaría totalmente inundada la población. Trina y su marido no lo aceptan y lucharán con todas sus fuerzas por sobrevivir.

La época en la que se desarrollan los hechos no es una época cualquiera. La historia comienza antes de la Segunda Guerra Mundial y termina después de ésta por lo que, se podrán imaginar, la contienda se hará sentir en el pueblo y afectará profundamente a sus habitantes.

Unos habitantes que deberán luchar en el bando de Mussolini como italianos que son pero que, muchos de ellos, tienen más afinidad con Hitler.

Me gustan mucho las historias situadas en esta época y ésta me ha parecido bastante diferente. La especial idiosincrasia del lugar, a caballo entre lo italiano y lo germano; con unos habitantes que legalmente son de un sitio pero de corazón son de otro, hace que la guerra y todo lo demás tenga un carácter peculiar en la zona.

Me ha gustado mucho cómo transmite Trina esa sensación de ser y no ser de un lugar. Ella es una mujer cultivada; fue a la universidad y se formó como profesora.

Habla y escribe en italiano aunque su lengua materna es el alemán. Se encontrará en una situación peculiar en la que no puede enseñar en su idioma –salvo subrepticiamente- y tampoco será contratada por el gobierno italiano por sus ideas.

El personaje de Trina me ha encantado. Me ha hecho partícipe de sus ideas y me ha llegado a conmover

Además, no sólo es protagonista sino también narradora. Toda la novela viene a ser una larga carta que Trina escribe a su querida hija desaparecida, Marica. Trina tuvo dos hijos y una de ellas desapareció.

Esta desaparición no convierte a la novela en un libro de intriga ni mucho menos pero sí vertebra toda la historia y le da un tono intimista y conmovedor.

La novela, muy corta (casi 250 páginas), está dividida en tres partes y cada una de ellas, a su vez, en capítulos cortos. Esto le da dinamismo y agilidad a la narración. No siendo una novela de acción sino más bien narrativa, el ritmo es bastante ágil y la lectura se hace sencilla y amena en todo momento.

La ambientación espacial me ha parecido muy buena. Me ha gustado la zona en la que se encuentra el pueblo, todo lo relativo a los proyectos para construir un embalse, la cercanía a las montañas y a la frontera, la forma especial de ser de sus habitantes… Por supuesto, he buscado información de la zona y les invito a que busques alguna imagen en google. Hay fotografías muy bellas del lugar

“Me quedo aquí” es una historia dura. La vida de Trina es de todo menos fácil. La represión política, la imposibilidad de expresarse en su propia lengua, el hecho de que quienes dirijan su vida se encuentren a cientos de kilómetros de distancia y no tengan nada que ver con el pueblo, la pobreza, la guerra, el hambre, la huida… y, sobre todo, la pérdida de una hija forjan el carácter de Trina. Una mujer voluntariosa y valiente que, pese a todo, sigue adelante sin desfallecer.

Conclusión final

Me ha gustado mucho “Me quedo aquí”. Un relato conmovedor de una madre a su hija en el que le cuenta toda una vida de lucha y rebeldía. Una bonita historia narrada de forma más bonita aún.

 

Ver fuente

Arte Cultural